lunes, 23 de enero de 2012

La huella de un beso - Daniel Glattauer



Título: La huella de un beso
Autor: Daniel Glattauer
Título original: Der Weihnachtshund
Editorial: punto de lectura
Nº páginas: 265
ISBN: 9788466324809




Kurt es el braco alemán más perezoso que ha existido jamás.
Max quiere escapar de la rutina, los traumas, la navidad y volar a Las Maldivas, pero ¿quién cuidará de Kurt mientras él esté de vacaciones?
Katrin busca un pretexto para no pasar su 30 cumpleaños con sus padres, que no entienden cómo es posible que la hija perfecta siga soltera y sin compromiso. Su padre odia a los perros así que Kurt es la excusa perfecta.
Kurt, Max y Katrin entrecruzan sus vidas en una refrescante comedia que Daniel Glattauer, de forma ágil e ingeniosa, cimienta con altas dosis de humor y romanticismo.

Daniel Glattauer es un autor que me conquistó con su libro Contra el viento del norte y a partir de ahí me dije que le seguiría la pista a este escritor austriaco. Me llevé una alegría cuando encontré La huella de un beso en la librería y sin pensarlo me lo traje para casa, tenía pinta de ser por lo menos divertido, y sí algunas cosas me han hecho gracia, pero es un libro que pasará sin pena ni gloria por mi memoria.
La huella de un beso se centra en la historia de dos personajes: Max y Katrin, pero tampoco tenemos que olvidar al perro Kurt, el mejor personaje de la novela. Uno de los fallos que le veo a este libro son sus protagonistas. Si en Contra el viento del norte y su continuación Cada siete olas, nos encontramos con unos personajes creíbles, divertidos, encantadores y con los que congenias rápido en La huella de un beso esto brilla por su ausencia. No he terminado de creerme a sus protagonistas y me daba un poco igual lo que les pasara.
Para empezar tenemos a Katrin, que nos la pintan como una chica espectacular, pero tiene un problema y es que va a cumplir 30 años y no tiene novio, (¡¡oh no qué horror!!) sus padres la presionan porque quieren ya tener nietos, (hay que entenderlos con 30 años ya estas con un pie en la tumba y tienes que sentar la cabeza), así que como ve acercarse el fatídico día de su cumpleaños decide librarse de sus padres y pasar el día sola, para ello necesita una excusa y la tiene cuando ve un anuncio de un chico que necesita que le cuiden el perro, mientras él se va de vacaciones a Las Maldivas. Y aquí es cuando aparece el personaje de Max. Al principio, este chico un poco torpe conseguía arrancarme algunas sonrisas, pero a medida que avanzaba la novela he acabado un poco harta y es que su gran trauma, (que no os voy a contar, es mejor que lo sepáis si leéis el libro) es peculiar, pero también un poco estúpido.
Y ya está esta es la historia, no hay más. No hay que ser muy inteligente para intuir lo que pasará, sólo leyendo la sinopsis se ve y el libro da lo que promete, excepto que todo lo que sucede me parece poco creíble y muy frío. Además de que el autor se enrolla de mala manera y se va por las ramas muchas veces, contándonos cosas que no son importantes para la trama y que no hacen más que alargar el libro.
Pero no todo es negativo, tampoco es para echarlo a la hoguera, claro que no. Como puntos positivos tiene al perro Kurt, que es encantador y sus partes son las más divertidas y originales de la novela. Además es un libro perfecto para leerlo en Navidades, porque cada capítulo coincide con un día de Diciembre hasta llegar a Nochebuena.
Si buscáis un libro ligero, para pasar el rato y no vais con muchas expectativas puede que os entretenga, pero tampoco os perdéis nada sino lo leéis. Yo por mi parte, seguiré dándole más oportunidades a este autor, ya que no puedo olvidar que consiguió entusiasmarme con la historia de Emmi y Leo en Contra el viento del norte y prefiero ver La huella de un beso como un bache en su bibliografía.

16 comentarios:

Sandra Ballesteros dijo...

Pues por lo que cuentas creo que no lo leeré... Un besote, nos leemos =)

Tatty dijo...

Todavía no he leído nada de este autor y antes de ponerme con este creo que leeré los dos anteriores, que tienen muy buenas críticas
un beso!

Meg dijo...

A mi también me dejó indiferentes, ligero y de fñacil lectura, para el verano quizás, pero ni mucho manos a la altura de los anteriores.

Un beso!

Sandra M. dijo...

Tengo los tres libros: Contra el viento del norte, Cada siete olas y La huella de un beso. Tengo claro que empezaré por los dos primeros. Este último, el que acabas de reseñar, no me atrae demasiado, pero para un viajecito en tren...

Un besito.

Annika dijo...

No he leído nada de este autor pero si lo hago creo que empezaré por Contra el viento del Norte, que tiene mejores críticas.
Un beso!

Ylenia dijo...

Le tengo unas ganas a este libro... buah!
Un besito ^^

Saramaga dijo...

Empecé a leerlo (porque sus otros libros me encantaron), pero no pude con él. No me gustó nada, y lo del trauma de él... coincido contigo, es bastante estúpido...
Esperaré a la siguiente novela de Glattauer! :-)

Shorby dijo...

Sólo he leído los dos primeros libros de este hombre, este lo tengo en casa, pero de momento me va a esperar un poquito =)

Besotes

Pasajes románticos dijo...

A mi me gustó mucho esta novela, la vi diferente, original y entretenida.
Cierto es que cuando comencé su lectura me olvidé por completo que era el autor de Contra el viento, porque sino seguramente no lo hubiera disfrutado...

No veo esta novela como un bache en la carrera del autor, simplemente son estilos diferentes.


Un beso
Dácil

Carmina dijo...

De momento lo dejaré pasar, pero lo tendré en cuenta para cuando necesite algo ligero.

Ismael Cruceta dijo...

La verdad es que me apetecía leer el primero, el año pasado hubo un booom de reseñas, ahora se me ha pasado un poco el fervor...
un abrazo!!

mientrasleo dijo...

En este no tengo interés, el del viento del norte me horrorizó, y no mejoró el siguiente..
Así que no me acercaré a este título.
Besos

Beleth dijo...

Lo mejor de este libro es Kurt de lejos xD la historia me gustó bastante, pero me parecieron algo mejores los otros dos que tiene publicados.

danilanza dijo...

ME acabo de terminar este lirbo y coincido en casi todo contigo. Lo único es qeu cuando se va por las ramas, como dices tu, llega a parecer hasta divertido. Un libro simplemente entretenido, para pasar el rato.

Anónimo dijo...

Pues a mí me gustó mucho. Había leído los otros y me atreví con este, y lo que me reí, a carcajadas, y lo necesitaba. No es un gran libro, pero te hace reír

Anónimo dijo...

Pues yo debo decir que no conocía a este autor, me regalaron el libro y cuando tuve la oportunidad lo leí. Me encantó, muy cómico. No le pasa a muchos pero yo en lo personal me identifiqué mucho con Katrin. Un libro que recomendaría a gente que no lea mucho ya q es simple. Las cosas simples tienen una belleza muy particular.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...