miércoles, 18 de abril de 2012

Sputnik, mi amor - Haruki Murakami




Título: Sputnik, mi amor
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Maxi TusQuets
Nº páginas: 244
ISBN: 9788483835166





Del mismo modo en que, en el viaje del satélite ruso Sputnik, la perra Laika giraba alrededor de la Tierra y dirigía su atónita mirada hacia el espacio infinito, en Tokio tres personajes se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad. El narrados, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire; pero ella quien se considera la última rebelde, tiene una única obsesión: ser novelista. Sumire conocerá a Muy, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y juntas emprenderán un viaje por Europa tras el que nada volverá a ser igual.

     


Leer a Murakami siempre es un placer para mí. Su estilo es tan íntimo, profundo y  sencillo a la vez, que me consigue conquistar con cada palabra. Puede estar narrando la ropa que lleva cada protagonista, lo que comen, lo que beben, cualquier cosa, pero a mí me atrae y me fascina. Y si con Sputnik, mi amor me he dado cuenta de algo, es que lo que más me atrae de los libros de Murakami no son tanto sus historias, sino como las cuenta.

Yo diferenció a los libros de Haruki según su vertiente más realista (Tokio blues, Al sur de la frontera, al oeste del sol) y su vertiente más onírica, como podrían ser Kafka en la orilla o Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. Sin embargo, a la hora de clasificar Sputnik, mi amor en un estilo u otro, veo que en él hay rasgos de las dos vertientes.
La novela empieza presentándonos a los tres protagonistas desde el punto de vista del narrador, del que nunca llegaremos a conocer su nombre. Los personajes son los típicos de Murakami, solitarios, melancólicos, amantes de la música y los libros. Destacaría sobre todo a Sumire, me fue imposible no congeniar con ella, es algo rarita para que negarlo, pero al mismo tiempo resulta encantadora. Su sueño es llegar a ser escritora y es lo único que tiene en mente, nunca se ha enamorado y no presta atención a nuestro querido y triste narrador que bebe los vientos por ella. Un día conoce a Myû y todo cambia para los tres.
La novela comienza por el mismo camino que las otras novelas que he leído de Murakami y es como volver a casa. Me encuentro con personajes con características similares a los de sus otras historias y yo encantada, porque son personajes con los que me identifico, comprendo y me solidarizo con ellos. La impresión que tuve mientras leía es que  me iba a encontrar con una novela realista, pero al llegar a la mitad, Murakami me sorprende añadiendo un elemento surrealista que no me esperaba y que admito, todavía no he entendido del todo. Desde aquí hago un llamamiento: si alguien me puede explicar qué demonios pasó en la noria, estaría muy agradecida. ¡Gracias!.
A partir de ahí, en la novela prima el mundo de los sueños y de otros mundos y no me ha disgustado del todo ese giro. A medida que iba avanzando me daba cuenta que la novela no iba a responder a ninguno de los interrogantes que tenía en mente. Veía que me quedaban cuarenta hojitas y esto no hacía más que complicarse, pero conozco como conozco a Murakami sé que él no es un tipo al que le vayan los finales cerrados, así que es algo que ya me esperaba. Por eso el final no me ha defraudado, deja todo muy abierto y a libre elección de cada uno. Pensando, he llegado a una conclusión que me gusta y la veo coherente (bastantes horas dándole a mis pobres neuronas me ha costado llegar a ella).
Y es que si hay algo que me gusta de Murakami es que sus historias se quedan en la cabeza mucho tiempo después de terminar su lectura, sus frases y sus personajes te siguen acompañando.
En resumen, ¿recomiendo Sputnik, mi amor? Sí, pero sólo a aquellos que ya han leído a Murakami y les gusta. A los que todavía no se han atrevido con este autor, (¡¡¡Tenéis que leerlo!!) para que no os asustéis, os recomendaría empezar con Tokio Blues o con Al sur de la frontera, al oeste del sol. Dos libros que la verdad, me gustaron más que Sputnik.

Y como siempre en las novelas de Murakami hay muchísimas alusiones a libros y música. Cada novela que he leído de Murakami ha tenido su banda sonora particular. En Tokio blues escuchaba sin parar a los Beatles. Al sur de la frontera, al oeste del sol, me suena a música jazz y a Nat King Cole y la canción de Sputnik, mi amor es Das Veilchen (Violeta en castellano y Sumire en japonés como el nombre de la protagonista) de Mozart cantada por Elisabet Schwarzhopf.

16 comentarios:

Saramaga dijo...

Me gustó mucho esta novela. Es la tercera de Murakami que leo, y la verdad, es que siempre es un placer leer a este autor.
Un beso!

Azalea Real dijo...

No me llama demasiado este autor. Probé con el con 'Tokio blues' y creo que no es para mí. O le adoras o no conectas con él, creo yo, y yo me incluyo en la segunda categoría.
Besos.

Tatty dijo...

No he leído nada de este autor pero sí que tengo ganas asi que tomaré nota de los títulos que has recomendado para empezar
besos

Sandra Ballesteros dijo...

Hasta hace poco estuve leyendo Kafka en la orilla pero por falta de tiempo lo tuve que dejar aparcado... una pena porque me estaba gustando. Murakami me llama muchísimo la atención y este libro también me lo apunto. La portada española no me gusta mucho, me gusta más la Sputnik Sweet heart.

Gracias por la reseña, un abrazo!

Dorothy dijo...

Este es uno de los libros de Murakami que aún no he leído. Me gusta mucho como novelista y muy poco como autor de cuentos. Siempre me parece que falta algo, que no están completos, pero sus novelas son maravillosas.

un beso

Marian dijo...

Yo también soy una apasionada de Murakami. Empecé con "Kafka en la orilla" y me fascinó Este libro en concreto no lo he leído, pero seguro que me ocurre como a ti, que me transmiten sus palabras, como lo cuenta, aunque también me maravilla su capacidad de idear fantasías.
En definitiva, es uno de mis autores favoritos. Tengo a la espera de leer la tercera parte de 1Q84 y no tardré mucho en empezarlo.
Besos

Marina dijo...

No he leído nada de este autor pero la verdad es que me apetece estrenarme con él =)

Carmen dijo...

Murakami no acaba de gustarme. Lo intenté con El pájaro que da cuerda... pero no, no me gustó. Ni logré acabarlo...
Besos,

AnaM. dijo...

Me gusta mucho este autor, a ver si puedo leerme esta novela, un saludo, nos leemos.

Shorby dijo...

No he leído nada del autor todavía, tengo alguno por casa ya esperando, a ver cuándo arranco con él =)

Besotes

mientrasleo dijo...

Me encanta Murakami, este libro no podía ser una excepción. Me gustan sus mundos cambiantes y sus ambigüedades.
Besos

Dolores dijo...

Me he propuesto este año, leer algo de literatura oriental, básicamente porque la desconozco, y creo que me voy a estrenar con este autor, del que he visto muchas reseñas. Un beso.

Kayena dijo...

Por lo que cuentas, tendré que estrenarme con Murakami y ésta novela parece una muy buena opción ¿no?

Un beso.

Tizire dijo...

Tengo ganas de estrenarme con Murakami, aunque había pensado iniciarme con otra obra... Ya te contaré mis impresiones, 1beso!

Meg dijo...

todavia no me he estrenado con él, y cada vez que te leo me dan más ganas!! :-)

Anónimo dijo...

he leido 5 libros de Murakami y este definitivamente es el que me ha gustado mas, si bien es cierto que sus palabras y sus personajes te llegan al pensamiento mucho después de haber conlcuido sus historias, también lo que no termina de convenserme son su finales tan inconlusos.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...